¿Cómo aplicar polvos bronceadores?

Un look natural y bronceado parece imposible de conseguir, pero no lo es. De hecho, para hacerlo solo debes saber cómo aplicar polvos bronceadores y cuáles usar. Aquí te explicaremos lo más básico y lo más sofisticado de las técnicas. ¡No tengas miedo, es muy sencillo!

A esta altura esperamos que sepas qué es lo más importante en tu rutina de belleza… ¡el cuidado facial! Para que los productos que hayas elegido para tu piel funcionen, debes empezar con un rostro limpio, que haya disfrutado de una exfoliación y de una hidratación intensa. Cuando tienes una piel en buenas condiciones, créenos, el makeup se desliza mucho mejor, no lo decimos por decir.

Manos a la obra

Si has aplicado base y concealer, perfecto, y si no lo has hecho, también. Puedes aplicar los polvos bronceadores también en un makeup light, donde el bronceado sea el único protagonista.

Pero no nos adelantemos, antes que nada debes saber que la intención de este producto es darnos un look de bronceado natural, de vitalidad y alegría, pero sin llegar a los tonos rosados que puede tener un blush. Y por eso nosotras te recomendamos la gama del polvo bronceador Facestudio City Bronze, que es ideal para un contour sutil que te ayude a resaltar tus rasgos favoritos. 

¿Pero cuál elegir? Light War, Medium y Deep Cool

Ok, tienes una gama de tres tonalidades, y la correcta para ti es aquella que esté por encima de tu color natural, pero no más de dos tonos arriba. Lo que buscas con este producto es naturalidad... ¡Es básicamente ilegal que se note que lo estás usando!

Lo mejor es que cuentes con brochas gruesas y suaves al contacto con la piel. No importa si usas el pigmento Light War ( tono recomendado para las más pálidas), Medium, (el tono medio), o Deep Cool, (diseñado para las más morenas), lo clave es que te enfoque en los puntos del rostro que suelen broncearse: la frente, la nariz, los pómulos y la barbilla. Si lo aplicas en toda la piel quedará algo artificioso, ¡no queremos eso!

Técnica profesional en la comodidad de tu hogar

Te hablaremos de la técnica que se conoce como la técnica del 3: 

- Dibujas un tres que comience en la frente haciendo pancita en la sien, llegue al pómulo, retroceda y vuelva al mentón. No es nada del otro mundo, ¿verdad?

-Luego aplicas una cantidad mínima en el tabique de la nariz, en la frente y en los pómulos.

- Consejo: no abuses con las cantidades, lo mejor del bronceado es que sea sutil.

¡Ahora sí! Luces como si hubieras estado disfrutando de unos increíbles días en la playa, el bronceado le dará a tu rostro un aspecto suave, descansado y vital, ¡ya te ves absolutamente maravillosa!

    Seleccionar productos

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.