¿Cómo maquillar los pómulos?

Saber cómo maquillar los pómulos es uno de los pasos más importantes que tienes que conocer, si como nosotras amas el mundo del makeup; y es uno de los más divertidos. Cuando lo haces bien puedes darle volumen a tu rostro, resaltar tus facciones favoritas, destacar aquellos rasgos que te hacen única, y sentirte una diosa. ¿Estás preparada para conocer los secretos mejor guardados del maquillaje? ¡Adelante!

Como siempre decimos, no hay nada más importante que la salud,y, más específicamente, la salud facial. Por ese motivo queremos recordarte que una limpieza diaria, una exfoliación semanal y una hidratación constante son elementales cuando quieres que el makeup se deslice perfectamente y que tu cara sea el lienzo ideal para una verdadera obra de arte.

Cuando ya hayas cumplido con tu rutina de skincare, te encontrarás en la duda de qué base elegir, ¿verdad? Pues esta vez no, la base Fit Me Basees de esos productos que te hacen pensar “¿cómo pude vivir sin él durante tanto tiempo?”. Su cobertura matte te ayudará a igualar los tonos de tu rostro, a borrar visiblemente las imperfecciones y a darte una textura de piel de bebé. Su fórmula está dedicada a las que tienen piel normal o grasa, y tiene muchísimos tonos para elegir. Recuerda que para elegir el pigmento adecuado debes probar el producto en tu mentón, ¡no en la mano! TIP: Puedes aplicarla perfectamente con las yemas de los dedos.

En nuestro kit de maquillaje hay una estrella en ascenso, y esa estrella es el corrector Instant Age Rewind Eraser, porque además de borrarnos visiblemente las marcas del cansancio es un contorneador e iluminador. Es ideal para las que empezamos hace poco con la técnica del contouring y necesitamos toda la ayuda posible.

Su modo de empleo es muy sencillo

1. Gira el producto tal como indican las flechas, hasta que el corrector aparezca en la esponja (puede que tome varios giros al usarlo por primera vez).

2. Desliza suavemente la esponja del producto sobre tu rostro y dedícate a difuminar.

3. Al finalizar, retira el exceso de producto con un pañuelo seco. No mojes el aplicador.

Ahora que las ojeras ya están menos visibles y tienes un aspecto fresco y descansado ha llegado el momento de que resaltes tus pómulos.

Es importante que sepas la importancia que tiene este paso, ¡cuántas veces hemos visto un makeup muy desfavorecedor! Es clave que sepamos cuáles polvos bronceadores o rubores aplicar, y cómo. Nosotras recomendamos el polvo bronceador Facestudio City Bronze porque tiene un contorneado mate que nos ayuda a alcanzar un look suave y hay 3 tonos para que encuentres tu favorito. ¡Es fabuloso para dar la ilusión de que acabamos de pasar un fin de semana en la playa!

¿Quieres saber un pequeño secreto? Píntate los labios primero. Con el touch de color en tu boca podrás medir mejor la cantidad de rubor que necesitas para darle profundidad y volumen a tus rasgos.

Luego, con una brocha de pelo suelto, recoge un poco de polvo bronceador y dale un golpecito suave para que se desprenda el exceso. Ahora sí, debajo de tus pómulos desliza la brocha. Avanza de a poco y repasa en caso de que lo creas necesario.

El último paso de esta rutina es sellar y matificar el increíble trabajo que acabamos de realizar, y no hay mejor candidato para esa tarea que el polvo traslúcido Fit Me! Loose Powder: con su fórmula a base de minerales te ayudará a controlar el brillo indeseado, suavizará la textura de la piel y te dará un sutil toque de color. ¿Cómo? Con una brocha pasa un poco de producto sobre la frente, la nariz, las mejillas y el mentón. Hazlo mediante pequeños golpecitos hacia abajo.

¿Sabías todo lo que tus pómulos podían hacer por tí? Anímate a una rutina de makeup que te brinden una piel radiante: ahora que te ves impecable, llévate el mundo por delante.


¡Uh! parece que O Crea una cuenta.