Efecto buena cara. Consíguelo con este maquillaje con mejillas rojas

Las mejillas rojas ayudan a que nos veamos fabulosas. Esta técnica es perfecta para esos días en los que no queremos un make up súper cargado pero queremos potenciar nuestra belleza natural y vernos guapísimas en poco tiempo. Además, conseguirlo es muy fácil si contamos con el blush apropiado. ¿Quieres conocer esta opción sencilla y muy favorecedora?

Esto ya lo sabemos: para vernos en nuestra mejor versión es necesario que nuestra piel esté cuidada. Una rutina que sea equilibrada y orientada a nuestro tipo de piel ayuda a que cualquier maquillaje que realicemos se aplique mejor y quede un mejor acabado. ¿Qué es lo que no podemos olvidar? Humectar el rostro, siempre retirar hasta la última gota de maquillaje, realizar una exfoliación y sumar contorno de ojos si tenemos muchas ojeras... ¡Eso es todo!

Con una piel limpia y bien humectada es más sencillo conseguir un efecto de buena cara. ¡Comencemos!

1. Demos inicio a este look aplicando una base de maquillaje que disminuya las imperfecciones e iguale el tono de la piel. ¿Nuestra elegida? La base Fit Me Base porque logra que la piel se vea con muchas más pareja ya que hace fit con tu tono de piel. Si luego de aplicarla vemos que todavía se ven oscuras las ojeras incorporamos un corrector en forma de triángulo para cubrir la zona debajo del ojo y terminar en la parte alta de los pómulos para sumar iluminación. Aplica la base en el rostro y difumina con las yemas de los dedos o con un aplicador.

2. No olvides de llevar color a tus cejas para darle marco a la mirada. Este detalle cambia todo, solo concéntrate en rellenar y peinar los pelitos para resaltar su forma sin un efecto acartonado. Buscamos un resultado natural para sumar intensidad a la mirada. Terminá los ojos agregando una capa de máscara de pestañas. 

3. La clave para verte naturalmente guapa, está en las mejillas y por eso elegimos un blush como el rubor Dream Matte Blush. Su textura cremosa que se convierte en polvo deja un terminado mate sedoso y translúcido. Logra un look que dura horas y le da dimensión al rostro. Está pensado para las que tenemos piel normal o grasa. Úsalo para dar color en los pómulos y difumina sin problemas hacia abajo para resaltar las mejillas. ¿Nuestro elegido? El tono Bit of Berry que es un vino que queda buenísimo.

El broche de oro de este look es un toque nude en los labios. Elige tu labial preferido, mejor si es de larga duración para evitar retocar y ¡Listo! El resultado es que te verás fabulosa en muy pocos pasos y con un efecto de buena cara que se notará al instante. El touch de color en tus mejillas será la clave de este resultado bellísimo. Es un look muy natural que te hará ver radiante.

¿Lista para verte bellísima con esta rutina sencilla? 

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.