¿Qué es el contouring en maquillaje?

¿Notas que los rasgos de muchas celebrities se ven más pronunciados y no sabes cómo lo logran? Te contaremos qué es el contouring en maquillaje, cómo acentuar tus facciones, y cómo llevarlo a la práctica con solo un producto imbatible. 

El contouring llegó de la mano de celebrities como las hermanas Kardashian, Beyoncé y Mariah Carey, y todas instantáneamente quisimos saber más sobre el tema. En el comienzo, algunas de nosotras nos sentimos cómodas rápidamente con el contouring osado y bien marcado, y pasó a ser una técnica fundamental en nuestro estilo, ¡como para sentirnos una pariente lejana de Kim Kardashian! Pero para otras esta técnica era demasiado difícil, sintiendo que era algo que solo las profesionales podían manejar.

Pero con el paso del tiempo la tendencia se suavizó y vimos que con solo unos toquecitos de maquillaje ya teníamos el poder de afinar aquellos rasgos que nos parecían demasiado grandes, de dar la ilusión de pómulos pronunciados o de darle más carácter a nuestro mentón.

Ese click se dió cuando encontramos la estrategia de la luz, cuando nos dimos cuenta cómo el modo en que la luz impacta en nuestro rostro y que podemos elegir el contouring apropiado para nuestra cara. ¿Te contamos cómo convertir el countouring en tu mejor amigo? 

Contouring ¡en un click!

1. Primero debes saber que para tener una piel reluciente, y para alcanzarla debes contar con la hidratación adecuada. Así que limpia tu rostro como siempre y luego hidrata con tu crema favorita.

2. Una vez lista, pasa a unificar los matices de tu piel con un corrector que disimule las marcas del cansancio.

3. Coloca la base que usas siempre, poca cantidad para que no se vea muy pesado el maquillaje.

4. Hasta aquí es lo mismos de siempre, pero…¡la magia está a punto de ocurrir! Utiliza el polvo bronceador Facestudio City Bronze, es el producto que contornea sutilmente, aquel que le da volumen a tu rostro de una forma elegante. Elige una brocha mediana a grande y aplica el producto justo debajo de tus pómulos haciendo una forma de “V”. Marca también la parte inferior de la mandíbula, la parte alta de la frente y las sienes. 

5. Si quieres afinar tu nariz puedes lograrlo, solo debes colocar sutilmente un poco de producto sobre los laterales y un poco de corrector de un color más claro que tu piel en la línea recta y centrada del tabique y la punta de tu nariz. Con una esponjita o usando tus dedos difumina para que no se note. 

6. Fija con polvo volátil y termina el maquillaje aplicando un gloss en los labios y máscara de pestañas, ¡siempre! 

Lo bueno del polvo bronceador es que genera el countouring y su acabado mate deja tu piel como porcelana., Además tiene tres tonos para que elijas el acorde a tu color y tus gustos. Pon la cantidad de producto que consideres necesaria y puedes llevarlo en tu bolsa para acentuar el efecto. ¡Lo mejor de este ítem es su suavidad! Notarás que el efecto es el de un bronceado natural, como si hubieras llegado de un saludable fin de semana en la playa.

Con unos pómulos sobresalientes, una nariz elegante y un mentón con personalidad, estás más que lista para ir por unos ojazos en tonalidades nude y una boca de sexy.

Práctica la técnica que llegó para quedarse y cuéntanos cómo te has sentido con tu rostro esculpido por los dioses.

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.